lunes, 4 de julio de 2016

UNA CÁMARA TODO TERRENO, PERO TODO…



Ahora que se avecinan los viajes de alto riesgo (tal como está el patio cualquiera lo es) es el momento de hablar de cámaras diseñadas para soportar cualquier circunstancia y cualquier usuario, que hay cada manitas…
La nueva (julio 2016) OlimpusTG-Tracker es lo más en cámaras de acción. Por mucho que te quieras jugar el bigote, la TG-Tracker no se perderá detalle y con una calidad excepcional. Con empuñadura extraíble, objetivo super angular (Eq.13,9 mm.), estabilización en 5 ejes y pantalla LCD abatible, puedes encuadrar como quieras ya estés en lo alto del Kilimanjaro, en la fosa de las Aleutianas o en el Bernabeu. Sin protección ni carcasa alguna soporta el polvo del desierto, una caída desde más de 2 metros, un peso de 100Kg, 30 metros de inmersión o  -10ºC de frio.
Está dotada de varias e interesantes capacidades de  seguimiento y revisión. Con la aplicación (gratuita) Olimpus ImageTrack 2.0 obtenemos información de altitud, profundidad, temperatura del agua, velocidad, geo localización, dirección… incluso los cambios en la fuerza G (por ejemplo al tirarse en paracaídas). Es decir, te permite centrarte en las imágenes mientras va guardando todos los datos que después te puedan hacer falta.
Ni que decir tiene que su procesador TruePicVII graba en 4K (60p, 30p) ajusta la temperatura de color bajo el agua y en este medio se luce con una LED frontal de 60 lúmenes. Con su Wifi y la aplicación Olimpus O Track podemos enviar las imágenes cuando y donde queramos y la contemplación de los datos de toma puede verse en un mapa o en una recreación 3D.
Puede manejarse a distancia desde el Smartphone sin necesidad de acercarse al león o al hoolligan, preservando así tu integridad.
¡Y lleva soporte para selfies!
¡Quién fuera joven para sacarle partido a este bombón! (y para otras cosas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario