jueves, 30 de junio de 2016

PROGRAMA PARA DESCARGAS HASTA 4K


Aunque ya no se lleva descargar vídeos de YouTube pues lo más simple es verlos directamente puede que, por diversas razones, queramos o necesitemos tener cierto vídeo guardado para usarlo independientemente del estado de la conexión.
Y como YouTube ya no permite hacer descargas directas, se hace necesario el uso de algún programa que realice esta función. No descubro nada si digo que hay varios que lo hacen, generalmente de pago aunque no muy caros, pero enredando por Internet, “he descubierto” uno gratuito y muy eficaz: el 4K Video Downloader, que permite la descarga de vídeos desde YouTube en la máxima calidad y con prestaciones como los subtítulos, el 3D o el vídeo en 360 grados. No requiere más que copiar-pegar la dirección del vídeo en cuestión y nos permite elegir la calidad y el formato (MP4, MKV, M4A, MP3, FLV o 3G)  con que queremos guardarlo. Incluso tiene un modo “inteligente” que selecciona la mejor configuración adecuada a nuestro perfil.




Sencillísimo de instalar y manejar, sin anuncios ni otras zarandajas molestas, es un eficaz sistema para guardar no sólo videos de YouTube sino también de Vimeo y demás canales dedicados al tema.
Advertir que si se quieren descargar listas de reproducción de mas de 25 títulos, hay que activar una licencia de pago, pero tampoco nos vamos a bajar toda la filmografía de Billy Wilder…o si.

domingo, 26 de junio de 2016

LA PRIMERA CÁMARA DIGITAL DE FORMATO MEDIO SIN ESPEJO



Acaba de aparecer la “cámara definitiva” el último artefacto diabólico para hacer las mejores fotografías posibles...hasta dentro de unos días, o quizá algo más. Porque la nueva cámara Hasselblad X1D formato medio y 50 megapíxeles sin espejo puede cambiar radicalmente el mundo de la fotografía.

Inspirada en el evocador diseño  de la marca, fabricada en Suecia de manera artesanal, la X1D añade a la calidad óptica que ha dado fama a la marca, ser la primera en introducir la tecnología sin espejo en el formato medio digital, un avance que logra la máxima calidad en un tamaño casi de camara evil. Vease la comparación con una DSLR:


El sensor CMOS de 50 megapíxeles capta el máximo nivel de detalle y delante lleva una familia totalmente nueva de objetivos autofocus provistos de (cada uno) de obturador central, lo que permite una amplia gama de velocidades de obturación y sincronización del flash de hasta 1/2000 s”.

La nueva cámara tiene un peso de 725 g y funciones de vídeo HD, Wi-Fi y GPS integradas. Su robusto exterior ha sido diseñado para resistir el polvo y las inclemencias del tiempo y no cambiar de cámara en una larga temporada. 

Su gran sensor de formato medio CMOS de 50 megapíxeles ofrece hasta 14 pasos de rango dinámico y una sensibilidad que abarca desde los ¡ISO 100 a 25600!.
Es difícil imaginar una situación que no pueda ser captada con ese sensor. Pero aún quedan características interesantes:
• Visor electrónico XGA de gran calidad o pantalla posterior táctil de alta resolución.
• Amplia gama de velocidades de obturación: de 60 minutos a 1/2000 s con sincronización del flash en toda la gama.
• Doble ranura para tarjetas SD, GPS y Wi-Fi
• Conector USB 3.0 tipo C, Mini HDMI, E/S de audio.

Por pedir, habría sido definitivo que pudiera grabar vídeo 4K, pero seguramente pronto saldrá la X2D que lo hará. Por cierto del precio no hablamos que no me gusta dar malas noticias. Más información en:  WEB DE LA MARCA

martes, 21 de junio de 2016

OBTURADORES Y OBTURACIONES ( y II)



La generalización de las SLR que nos permiten hacer fotos y vídeo, ha producido algunas dudas entre usuarios que no tienen clara las diferencias entre una cosa y la otra.
Cuando trabajamos en vídeo, el diafragma sigue cumpliendo su misión reguladora de igual forma, pero es importante entender que no se emplea el obturador "normal" (el mecánico de cortinillas), sino un "obturador electrónico", que controla la exposición activando el sensor el lapso de tiempo preciso. El obturador mecánico se mantendrá abierto durante la grabación y el sensor, mediante el obturador electrónico, (Rolling Shutter en el CMOS y Frame Shutter en un CCD)  ajustará el tiempo de cada exposición para lograr los  24fps. (o 25, 30, 50 o 60).
No confundamos la velocidad de fotogramas por segundo (frame rate) del sistema de televisión en el que nos movemos  (PAL europeo a 25 fr/sg,  o  NTSC americano a 29,97) con las distintas velocidades de obturación del  HD.  Nuestras flamantes DSLR nos permiten varias combinaciones formato / obturación. Así podemos elegir normalmente entre grabar en 1080p (1920x1080 o Full HD) o 720p (1280x720) a 25, 30, 50 o 60 fps.
Por otra parte, modificar la velocidad de obturación produce efectos importantes en la cinemática (ilusión de movimiento) de la imagen. Así, una velocidad de obturación alta nos proporcionará unos fotogramas muy nítidos pero una mala calidad cinemática, o sensación de movimiento real.  Es conveniente que los objetos en movimiento presenten cierta borrosidad en el sentido del desplazamiento. Por ejemplo, un balón parecerá un melón borroso si congelamos la imagen,  pero la sensación de movimiento que se obtiene es mucho mayor que usando obturaciones rápidas.
El efecto de cámara lenta o “slow motion” que realizan ciertas cámaras de alto nivel, se consigue usando frame rates muy altos, lo que se conoce como “técnica over crank”. Desde la aparición en 2013 de la Phantom Flex 4K, se ha sobrepasado la barrera de los 1000 fps. La máxima resolución que esta cámara ofrece es 4096 x 2304, pudiendo grabar desde 24 a 900 fotogramas por segundo  hasta los 1.000fps en 4096 x 2160 y bajando la resolución se alcanzan los 2.000fps en 1920 x 1080 y hasta 3.000fps en 1280 x 720. Actualmente son muchas las cámaras que permiten grabar a 100p o más.
Espero que la obturación no nos de más problemas.

OBTURADORES Y OBTURACIONES



A raíz de una consulta que un amigo me ha hecho en Facebook, me ha saltado la alarma: ¿Tenemos claro (empezando por mi) como funcionan los distintos tipos de obturadores, en según que medio? ¿Es lo mismo hablar de obturación en fotografía, cine o vídeo?
Vamos a dar un repaso a este tema que es demasiado importante como para que surjan dudas.
El obturador, como su nombre indica, tiene por misión detener, obturar, el paso de la luz hacia el elemento fotosensible de la cámara (de cualquier cámara) y es una de las variables que nos permiten controlar la exposición de dicho dispositivo, captador de luz y depositario inicial de la imagen.
Los que venimos de la fotografía, no tenemos ningún recelo ante él, puesto que ya sabemos que sus pasos de doble o mitad de tiempo de apertura son fracciones de segundo que se compensan con el correspondiente paso de diafragma: a tiempo de exposición mayor (número menor en la escala pues hablamos de fracciones de segundo por ejemplo 30= 1/30 seg. -mitad de tiempo que- 15= 1/15 seg, etc. ) corresponde un paso de diafragma de valor mayor (Ej: f 22 deja pasar la mitad de luz que f 16. Los pares de valores de la  tabla nos darían la misma exposición del material aunque distinto resultado en la imagen (Cambia la profundidad de campo y la fijación del movimiento).
DIAFRAGMA
1,4
2,8
4
5,6
8
11
16
22
32
VELOCIDAD OBTURACIÓN
1/ 
500
1/
250
1/
125
1/
60
1/
30
1/
15
1/
8
1/
4
1/
2

En los obturadores de cortinilla (hoy por hoy los más frecuentes) la segunda cortinilla va detrás de la primera, abriendo una rendija que se desplaza a lo largo o a lo alto del fotograma realizando la exposición.


Si recordamos el comportamiento de la obturación en el cine analógico, aquel ¿os acordáis? que impresionaba fotogramas en una película fotográfica. Al desfilar esta ante una ventanilla ante la que se detenía 24 veces cada segundo, iba captando imágenes fijas cuando el obturador se abría, mientras que su desplazamiento era ocultado por el mecanismo, que se cerraba para impedir el paso de la luz. Todo era sencillo y claro, doble o mitad, abierto o cerrado, niño o niña. Se rodaba a 24 imágenes por segundo (Velocidad estándar impuesta por el cine sonoro, allá por los años veinte del pasado siglo) lo que producía una velocidad de obturación de 1/48 seg. (el obturador se abría la mitad del tiempo para cada fotograma).


Pero llegó la revolución digital y empezaron los líos, eso si, debido a la mejora sustancial de posibilidades que tenemos: los 24 fps analógicos se transformaron en los 24p digitales o más bien en los 25p en Europa o 30p en USA/Japón. Pero…esa velocidad ha quedado obsoleta, tanto que hoy se afirma que es insuficiente o defectuosa ya que produce un apreciable parpadeo. Las imágenes de una panorámica son borrosas -movidas- así como cualquier movimiento rápido. Pero hemos contemplado el cine en sus primeros 100 años de vida con ese “defecto” y ahora, cuando vemos imágenes grabadas a 48p, con mucha más calidad, vienen los puristas hablando del “look cine”  ya que le asociamos (como fenómeno cultural) a ese parpadeo, que no nos molestaba puesto que se “sincronizaba” el giro del horizontal obturador de 180ª que usaba el cine con el parpadeo de nuestros ojos. Curioso, ¿verdad?.
Claro que la cosa no termina aquí, puesto que los formatos de alta calidad que nos amenazan (4K, etc., etc.) van utilizar el 100p en adelante.
En la siguiente entrada hablaremos de los aspectos prácticos, es decir, del “cómo” usar esos obturadores digitales y sacarles el máximo rendimiento.

miércoles, 15 de junio de 2016

¿DÓNDE ESTÁ LA GENTE?




Hoy toca participar, si es que hay alguien ahí. (toc, toc, no sean tímidos).




Observad esta fotografía (daguerrotipo) de una calle de París, allá por 1850. ¿Veis algo raro?
Efectivamente, sólo hay dos personas en toda la calle, y París siempre ha estado superpoblada…¿Dónde están los demás?
Es muy fácil pero arriesgándome a clamar en el desierto, vamos a hacer un “concurso”. Al que acierte dónde están, le regalo una suscripción al blog…yo soy así.

martes, 14 de junio de 2016

EL SELFIE VOLADOR ¡QUÉ HORROR!



Advertí que en este blog me iba a soltar el pelo y lo voy a cumplir. Hoy me toca hablar mal de algo que está tan de moda que, seguro, voy a recibir pocos elogios. Pero es que ya no puedo más. ¿Sabéis cual es la última bobada que se les ha ocurrido? Pues sustituir al “palo selfie”, ese invento comparable a la rueda o la cama, decisivo en la historia de la Humanidad con…¡Tachán! ¡El “dron selfie”!  No es broma. En La Vanguardia lo cuentan:

El inventor del ROAM-e, Simon Kantor, afirma que se le ocurrió la idea cuando estaba pensando cómo podría mejorar un palo selfie. Lo siguiente que le vino a la cabeza fue que volara, y esto es precisamente lo que promete este dispositivo capaz de alejarse del usuario hasta 25 metros, tomar fotos en 360 grados y retransmitir vídeo en directo”.



Podría haber pensado como mejorar a ciertos políticos, a ver si salen volando….

Y yo me pregunto: ¿Hasta dónde nos va a llevar la tecnología aplicada a satisfacer o potenciar la estupidez humana? Ya decía Salvador Dalí que el mejor negocio que se puede hacer es con ella como materia prima. 


El daguerrotipo que parece ser el primer selfie de la historia.

 


Resulta patético ver en televisión (lo contaba con impotencia el Gran Wyoming en una entrevista que no hace mucho le hizo Iñaki Gabilondo) como cualquier famoso no puede dar dos pasos sin que un “admirador” (que, con frecuencia no sabe ni quién es) le obligue a hacerse un selfie con él. Pues que se preparen, porque ahora el selfie viene del cielo, esperemos que no haya desgracias.








domingo, 12 de junio de 2016

AL QUE MADRUGA...

Como me parece  que el blog está quedando muy espeso, y en estos tiempos de la prisa y el agobio la clientela no está por leer mucho, aquí va una foto que hice ayer desde mi casa. Amanecer contemplado por las torres de D. Florentino. Claro, madrugando....
Hala, relajarse.

sábado, 11 de junio de 2016

¿MÓVILES CON 4K?


La tecnología 4K también llega a los móviles. Ya son muchos (Iphone6, 6S Y SE, los LG G7 Y G5, los Xperia Z5, Samsung G8…) los móviles y cámaras de  bajo coste que alcanzan tal resolución. Y no olvidemos que es eso, una resolución. La calidad final depende, además, de otras cosas.

Pero…¿Quién tiene una tele 4K? De momento poca gente. Es evidente que cambiamos mucho más frecuentemente de móvil que de televisor y no está el patio para tirar el dinerín, por lo tanto ¿Sirve de algo manejar esas resoluciones para verlas en una pantallita minúscula?  Pues…sí amigos.

Veamos por qué.
Para empezar, aunque contemplemos lo grabado en una pantalla 1080p, la imagen tendrá mas calidad que su equivalente grabado en 1080p nativo. Los detalles son más finos, la gama de color más amplia. Dado que la imagen 4K es cuatro veces más grande que el full HD, podemos realizar un recorte o un pan&scan (movimientos por la imagen) sin perder calidad como nos sucedería con una imagen en 1080p, lo que nos permite “acercarnos” hasta ¼ del fotograma original, sin pérdidas puesto que lo vamos a ver en 1080p.
Otra ventaja no menor es la posibilidad de usar el estabilizador digital de la cámara sin las pérdidas inherentes a su uso, igual que sucede con el zoom digital. Ambas cosas no son aconsejables grabando en 1080, pero al hacerlo en 4K sucede un fenómeno equivalente al descrito más arriba: mayor calidad. 
Además, teniendo en cuenta que un fotograma en 4K equivale a la foto tomada por una cámara de 8,3 Megas, podemos usar sin temor cualquiera de  ellos como foto fija.

Resumiendo: no es para salir corriendo, pero si haces mucho uso de la cámara de tu Smartphone…puede que te convenga estirarte con un 4K, en cuyo caso te vendrán de perlas mis libros “Luz, Smartphone, ¡Acción!” y “Domine su cámara digital”.
Claro que es publicidad, ¡si el blog es mío!

¿QUIÉN QUIERE 4K YA?



Como dije en una entrada anterior el 4K no hay duda de que llegará a nuestros hogares y mas pronto de lo que creen algunos, no será una moda destinada al fracaso, como el 3D. Pero aunque actualmente el problema es la falta de contenidos (aun hay muy poco material rodado en 4K), aparte de algunos vídeos que se encuentran en YouTube y algunas joyas para “Gourmets” de la imagen como “La pasión del Prado” (experimento de TVE realizado por Juan Carlos González Asenjo y fotografiado por Guillermo Veloso),  los que estén conectados vía fibra de 300Megas  (los que no lo estéis ya tardáis) pueden ver por Netflix (pagando, claro) algunos contenidos en 4K.
Pero los que hayan sucumbido a la tentación de la gran pantalla y quieran sacarle partido, deben volver a rascarse la cartera y adquirir un reproductor capaz de presentar los discos Blu-Ray con resolución 4K. El Samsung UBD-K8500 permite leer de forma nativa discos Blu-Ray en UHD, así como disfrutar de vídeos en streaming con resolución UHD a través de las aplicaciones adecuadas. Este quizá sea el primero de una nueva generación de lectores de un nivel superior, que nos permite obtener todo lo que el 4K es capaz de darnos: una escala de matices y una profundidad de imagen que nos hace olvidar definitivamente las gafas del 3D.
Y no busquéis ningún banner de la marca que de momento, no van por ahí los tiros.

CONEXIÓN… ¿O ADICCIÓN? (II)



¿DE QUÉ ESTÁN HECHOS LOS MÓVILES?
      La posible peligrosidad de estos dispositivos comienza en los materiales que los componen.
“De los 83 elementos estables (no radiactivos), al menos 70 de ellos se puede encontrar en los teléfonos inteligentes. Eso es el 84% de todos los elementos estables.
Los metales son los que hacen los teléfonos inteligentes tan “inteligentes”. Un teléfono inteligente promedio puede contener hasta 62 tipos diferentes de metales. Un grupo bastante oscuro de metales —metales de las tierras raras— los cuales juegan un papel vital. Estos metales de tierras raras incluyen escandio e itrio, así como los elementos 57-71, que son conocidos como los lantánidos, porque comienzan con el elemento lantano”. (Rohring, Brian, 2015).
Pero, ¿Cómo se obtienen esos “raros” y semipreciosos minerales? A costa de algo que hace girar la cabeza a más de uno para no ver cosas que molestan, en nuestra limpia e hipócrita sociedad occidental.
“Amnistía Internacional ha recordado hoy la importancia en el conflicto africano de un mineral muy usado en la fabricación de móviles y ordenadores: el coltán. Según esta organización, éste material es parte del origen de una guerra en la que ya han muerto casi 5 millones de personas, más de 350 mujeres y niñas son violadas cada mes, hay casi 2 millones de desplazados, y unos 7.000 niños y niñas combaten como soldados.
Según los informes de la ONU y de científicos y ONG’s que trabajan sobre el terreno, la minería del coltán conlleva trabajo semiesclavo, en muchos casos de niños, que sufren problemas sanitarios por la radiactividad asociada a esa minería, mafias militares que dominan a varios países, la destrucción de Parques Nacionales y el daño a especies amenazadas como gorilas y elefantes”. (Del Rio, Amanda. 2008).

IMÁGENES ADICTIVAS
La democratización del acceso a la imagen que comenzó con la Leica de 35mm, inventada por Oscar Barnak en 1924, culminó a finales del siglo XX con las primeras cámaras digitales. Cualquiera podía ya hacer una fotografía o grabar un vídeo con calidad suficiente (no hablemos todavía del correcto uso del lenguaje audiovisual) para ser mostrado.
“Piensa en cuadrado, Juega con la simetría, Combina aplicaciones, No todo es filtros, Experimenta con nuevos ángulos y puntos de vista, Comparte solo las mejores fotos”. (Escudero, 2014). Este consejo que se puede leer en uno de los numerosos blogs sobre fotografía que encontramos en Internet, demuestra la ignorancia generalizada que existe en esta materia, lo que ha dado lugar a la producción masiva de imágenes inútiles que se realizan en todo el mundo cada segundo. El “selfie” perpetrado a mansalva, puede acabar con la fotografía entendida como arte.
Pero las consecuencias pueden ser de otra naturaleza, que podemos calificar incluso de perversa. El Doctor J.A.Obeso* afirma:
“La cámara es omnipresente, está en todas partes. Si alguien pega a otro o se tira del tejado siempre hay quien lo está filmando, es parecido al revolver en el Oeste  americano, es un “arma de captación masiva” que todos llevamos y que, en último extremo, ha sido creada para capturar más usuarios.
En el terreno de la narrativa, la aparición de los modelos transmedia que ha traído la digitalización, va a producir una interacción que aumentará la capacidad adictiva, “el enganche” del espectador, dejando a la persona indefensa ante la manipulación. Si se es capaz de lanzar una historia con ese nivel de interacción, la información que se puede obtener del individuo es enorme y no me extrañaría que una cantidad importante del presupuesto que algunas agencias de alto impacto, como el Pentágono, dedican a estos temas este centrada en estos aspectos a  nivel consumidor, de control de  conductas “incorrectas” e incluso de los votantes. Si el Pentágono ha gastado grandes sumas en investigar temas como la telepatía o la predicción del futuro, es obvio que lo estará haciendo en esto, que es algo real y tangible”. (Obeso, 2015)
Y, en cualquier caso, lo cierto es que muchos usuarios están aplazando la experiencia personal al momento de revivir las imágenes captadas, cosa que en la mayoría de los casos nunca llega a suceder: las fotos del móvil se borran antes de llegar a verlas, así estas imágenes dejan de ser recuerdos para convertirse en paradigma de lo efímero. (continuará)
.
*La entrevista con el Dr. Ángel Obeso (neurólogo e investigador. Dirige el Hospital Puerta del Sur de Madrid) se realizó en el marco del Proyecto de Investigación “El futuro de la Televisión”, dirigido por el autor y financiado por la Universidad Francisco de Vitoria y el Banco Santander).

viernes, 10 de junio de 2016

CONEXIÓN… ¿O ADICCIÓN?


Esta entrada es parte de un artículo muy extenso que tengo preparado pero que, por unas cosas u otras aún no se ha publicado. Como me interesa mucho que el personal, sobre todo el joven que aun tiene arreglo, reflexione sobre el tema, voy a lanzarlo en varias entradas y que salga el sol por Antequera (o por donde sea).

LAS PREGUNTAS
“El Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) en Reino Unido reveló en 2011 que, de casi 2.200 usuarios de teléfonos móviles estudiados, el 53 por ciento presentaba “nomofobia”, tendencia a sentir ansiedad cuando pierden su celular, se les agota la batería, el saldo, o no tienen cobertura de la red”. (Cooperativa CL, 2012).

Nos enfrentamos a un cambio de costumbres de unas consecuencias mucho más importantes que las que advertimos o nos dejan advertir. ¿Cómo es posible que un adolescente de quince años tras cuatro días sin móvil por avería, al conectarlo de nuevo, observe con naturalidad que tiene pendientes de leer 1450 mensajes de whatsapp? ¿Cómo es posible que un veterano catedrático se pase toda la comida de celebración de un doctorado mirando el móvil, sin participar apenas de la conversación del resto del Tribunal y del flamante Doctor? En sólo una semana he sido testigo de ambos hechos encarnados en protagonistas tan dispares, lo que me ha hecho meditar sobre la cuestión que da título a este artículo: ¿Es la “conexión” una adicción colectiva? ¿A dónde nos puede llevar este pequeño artilugio que parece resolvernos la vida? Y si lo hace, ¿Qué acepción del término “resolver” hemos de emplear?.
La actitud, que hoy nos parece, sobre todo a los menores de 30 años, lo más normal del mundo, de hacer dos o más cosas al mismo tiempo (conducir y hablar por el móvil, por ejemplo) es algo completamente nuevo para el ser humano y está empezando a ser fuente de problemas.

EL DISPOSITIVO
“Si usted es dueño de un teléfono inteligente, es probablemente consciente de que en un año o dos, estará prácticamente obsoleto, debido a que el teléfono inteligente cada vez es más inteligente. En la década de 1950, se habría necesitado todo un banco de computadoras en todo un piso de un edificio de oficinas para hacer lo que actualmente usted es capaz de hacer solo con un teléfono inteligente. Incluso un teléfono inteligente de gama baja tiene más poder computacional que el sistema de computador de la Administración Aeronáutica y Espacial Nacional (NASA) utilizado para poner un hombre en la luna”. (Rohring, Brian. 2015).
La historia del teléfono móvil arranca en el siglo pasado. El IBM Simon Personal Communicator, es considerado como el primer teléfono inteligente. Un prototipo se introdujo en 1992, pero no fue hasta dos años después cuando BellSouth lanzó el teléfono celular en los EE.UU. por $ 899 con un contrato de 2 años o $ 1099 y sin compromiso. El IBM Simon era un teléfono celular con funciones de PDA que ofrecía utilidades como un calendario, un reloj mundial, y una agenda  programable, que podría enviar y recibir mensajes de correo electrónico, intercambiar faxes a través de su módem de 9600 bps. y fue incluso técnicamente capaz de ejecutar aplicaciones de terceros almacenadas en una tarjeta de memoria o en su memoria interna de 1 MB.
A partir de aquí hasta llegar al día de hoy, la carrera desatada entre fabricantes ha sido comparable a la de Ben Hur y Mesala: sin cuartel. Muchos han quedado en el camino y sería ocioso entrar en detalles. Pero…

(Continuará)

4K, 8K, ENSALADA DE “KAS” (III)



Para terminar esta “miniserie” de aclaraciones sobre el mundo “K” aquí tenéis un cuadro comparativo de formatos y una escala de tamaños de los distintos formatos digitales. 
 
 

Espero haber aclarado dudas y recomendaros, por último, que sólo en el caso de que seáis compradores compulsivos o ya tengáis una colección de Blue Ray suficiente saquéis la tarjeta para comprar un televisor nuevo. Limitaos a las demos espectaculares de 4K que  se pueden ver en los grandes almacenes, puesto que, de aquí a que se emita en 4K, pasará un tiempo (probablemente menos del que muchos piensan) y no sólo las pantallas serán mas baratas, sino de mucha mejor calidad y prestaciones. La paciencia siempre tiene premio.
Y no seáis tímidos, suscribiros y comentad lo que os parecen estos rollos…

jueves, 9 de junio de 2016

4K, 8K, ENSALADA DE “KAS” (II)


Pero existen dos tipos de 4K. Al principio era un tema de rivalidad política, los japoneses apostaron por el  4K (SONY, Canon) y los coreanos por el UHD (Samsung). Esta rivalidad es, hoy en día, un tema técnico. El 4K tiene 4096x2160 (A.R.17:9) y queda destinado al cine y el UHD (3840x 2160 en 16:9) es el formato para televisión.
Pero no perdamos de vista que la “revolución 4K” no es más que el escalón que los fabricantes y productores de contenidos han de subir para llegar al verdadero objetivo planteado a menos de diez años vista: el 8K.
El 8K es un estándar de televisión con una resolución de 7680 (1920x4) píxeles en horizontal. Es una forma de reproducir más fielmente la realidad y conservarla para el futuro, cuando se disponga de sistemas de visionado adecuados.
Este ascenso del 8K está propiciado por el impulso que le está dando la NHK, que a su vez esta sostenida por los fabricantes japoneses. Si la NHK, desarrolla algo, tiene detrás a Sony, Panasonic, Hitachi,  con cuyo dinero se trabaja en los desarrollos de los estándares para después lanzar el producto. Por  ejemplo, si no hubiera existido Sony con el Hi-visión (alta definición analógica 1125/60) no se habría desarrollado el estándar de Alta definición analógica europeo (1250/50) y cuando en Europa estaba todo dispuesto para que funcionase la HDMAC (Alta Definición analógica europea), de nuevo la NHK, presionada por sus fabricantes/benefactores desarrolló la HD japonesa digital y en ese momento murió la HDMAC., lo que originó al final el formato unificado de HD para todo el mundo de 1080p y el 720p que fue el utilizado inicialmente es EE.UU. Eso quiere decir que si no es por los japoneses estaríamos viendo la televisión en 1250/50.
La intención de la NHK, según nos confirmó en el último IBC de octubre de 2015 su Senior Manager Kensuke Hisatomi, es emitir 8K en 2020 coincidiendo con los JJ.OO de Tokio. ¡Dentro de menos de cuatro años! Y nosotros viendo la HD en 720 hinchado....Alguien va a tener que darse mucha prisa.
Resumiendo: cuando se menciona el concepto 4k no nos estamos refiriendo a un tamaño o resolución concreto sino a los distintos tamaños de imagen que tienen alrededor de 4.000 píxeles de resolución horizontal.
El 4K queda en 4096x2160 en 17:9 para cine y el UHD (3840x 2160 en 16:9) para televisión y el 8k.nos ofrece 16 veces la calidad del Full HD con una resolución de 7680x4320p, o mejor dicho QUHD (Quad Ultra High Definition), siendo DCI 8K con sus 8192×4320 píxeles el autentico 8K, probablemente destinado al cine.