martes, 14 de junio de 2016

EL SELFIE VOLADOR ¡QUÉ HORROR!



Advertí que en este blog me iba a soltar el pelo y lo voy a cumplir. Hoy me toca hablar mal de algo que está tan de moda que, seguro, voy a recibir pocos elogios. Pero es que ya no puedo más. ¿Sabéis cual es la última bobada que se les ha ocurrido? Pues sustituir al “palo selfie”, ese invento comparable a la rueda o la cama, decisivo en la historia de la Humanidad con…¡Tachán! ¡El “dron selfie”!  No es broma. En La Vanguardia lo cuentan:

El inventor del ROAM-e, Simon Kantor, afirma que se le ocurrió la idea cuando estaba pensando cómo podría mejorar un palo selfie. Lo siguiente que le vino a la cabeza fue que volara, y esto es precisamente lo que promete este dispositivo capaz de alejarse del usuario hasta 25 metros, tomar fotos en 360 grados y retransmitir vídeo en directo”.



Podría haber pensado como mejorar a ciertos políticos, a ver si salen volando….

Y yo me pregunto: ¿Hasta dónde nos va a llevar la tecnología aplicada a satisfacer o potenciar la estupidez humana? Ya decía Salvador Dalí que el mejor negocio que se puede hacer es con ella como materia prima. 


El daguerrotipo que parece ser el primer selfie de la historia.

 


Resulta patético ver en televisión (lo contaba con impotencia el Gran Wyoming en una entrevista que no hace mucho le hizo Iñaki Gabilondo) como cualquier famoso no puede dar dos pasos sin que un “admirador” (que, con frecuencia no sabe ni quién es) le obligue a hacerse un selfie con él. Pues que se preparen, porque ahora el selfie viene del cielo, esperemos que no haya desgracias.








No hay comentarios:

Publicar un comentario